Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

MI MADRE


Mira: ahí viene mi madre

con sus lechugas frescas

y unas hortensias.

Este es su paraíso,

todo aquí le da vida.

No necesita más

que la voz de la tarde,

sentir que estamos cerca

y ver cómo la higuera

la saluda, tranquila.


© Aurelio González Ovies

Entonces

23 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

ALERTA

Los impactos de la actividad humana en el entorno Que no nos asuste el invierno que siempre ha sido invierno, ni las lluvias que corresponden al invierno. Que no se borren ni el sur ni el norte. Que c