Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

MI MADRE


Mira: ahí viene mi madre

con sus lechugas frescas

y unas hortensias.

Este es su paraíso,

todo aquí le da vida.

No necesita más

que la voz de la tarde,

sentir que estamos cerca

y ver cómo la higuera

la saluda, tranquila.


© Aurelio González Ovies

Entonces

37 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

JUSTA PETICIÓN

La reclamación que nos hará la Naturaleza Algún día tendrán que reclamar lo suyo. Así como nosotros queremos más y más. Y ambicionamos más. Y no nos conformamos ni con más ni con nada. Ellos algún día