Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

MI MADRE


Mira: ahí viene mi madre

con sus lechugas frescas

y unas hortensias.

Este es su paraíso,

todo aquí le da vida.

No necesita más

que la voz de la tarde,

sentir que estamos cerca

y ver cómo la higuera

la saluda, tranquila.


© Aurelio González Ovies

Entonces

11 vistas1 comentario