¿Sería este mismo
yo
si un día no tuviera que decir
adiós
a tantas cosas?

Fotografía B.F.

Aurelio González Ovies (Bañugues, 1964)

Escritor y poeta asturiano, doctor en Filología Clásica y profesor de Filología Latina en la Universidad de Oviedo desde 1991 hasta la actualidad. Ejerció de secretario del Departamento de Filología Clásica y Románica de 1993 a 1997 y de vicedecano de la Facultad de Filología de 1996 a 2008. Durante este periodo de participación activa en la administración universitaria merecen especial reconocimiento su actividad promotora y de coordinación en revistas universitarias (Lavega, Versativa, Hesperya, etc), así como su labor en los Jueves de Filología, espacio cultural dedicado al conocimiento científico y a la expresión artística. La contribución e implicación motivadora del poeta desde 2003 hasta la actualidad en los talleres literarios de PUMUO (Programa Universitario para Mayores de la Universidad de Oviedo) procuró la realización de concursos de cuentos y poesía que encaminaron varias publicaciones por parte del alumnado:

 

"Ellos, sin duda alguna, son los maestros en entender la luz con otras sombras; los expertos y fortalecidos en la fragilidad de la existencia; los idóneos para sintetizar, en un vivo poema, qué y por qué es el tiempo, en qué paraje deposita lo que se lleva y en qué lugar disponer lo que va quedando, el frío, el cuerpo, el peso, la ceniza".

 

Desde su primer poemario Las horas en vano (1989) hasta el más reciente, Estancia Fugitiva (2017), "han pasado muchos años, que son nada y a la vez mucho. Que son todo. Eso significa vida. Y la vida es memoria. Y la memoria es mucho más larga que la vida. Las horas no fueron tan en vano como parece".

 

En su obra poética destacan varios premios literarios: Internacional de Poesía Ángel González 1990, Internacional de Poesía Feria del Libro-Ateneo Jovellanos 1991, Hispanoamericano de poesía Juan Ramón Jiménez 1992, Accésit Premio Adonáis de Poesía 1992 y Accésit Premio Esquío 1994.

 

Tras una dilatada trayectoria, en 2008 publica la antología Esta luz tan breve (Poesía 1988-2008), compilando veinte años de poemas: "Con los años tiendes a decir lo mismo con menos palabras. Los sentimientos de los 25 años dejan de serlo, pero surgen otros (...) Me gusta que los sentimientos afloren veraces y limpios".

 

Su reveladora incursión en la literatura infantil y juvenil sorprendió a aquellos que no son del mismo pensamiento que el autor pues en su opinión "no existe poesía para mayores y poesía para niños. Somos los mayores los que no nos percatamos de que en la infancia todo es poesía y placidez, imaginación y fantasía".

 

Hasta la fecha cuenta con siete álbumes de poesía ilustrada publicados. El primero, El poema que cayó a la mar (2007), recientemente con gran éxito de ventas en México y el último, Versonajes (2013), galardonado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con un Premio al Libro Mejor Editado en España 2014 en la categoría de Libros Infantiles y Juveniles.

 

La obra poética del poeta asturiano fue en 2015 el objeto de estudio en la Universidad de Oviedo de una tesis doctoral, elaborada por Sara Bárcena de Cuendias y dirigida por Antonio Fernández Insuela. Se está a la espera de su próxima publicación.

 

El Premio Hispanoamericano de poesía Juan Ramón Jiménez en 1992 vuelve de actualidad en 2016 de la mano de la editorial Enlace Editorial (Bogotá). Esta organización, colaboradora necesaria para la educación integral en Colombia, reedita junto con otra treintena de poemas del autor La hora de las gaviotas. La publicación está hoy introducida como lectura obligatoria en distintos centros colombianos.

 

Ha querido la coincidencia que 2017 sea un año especialmente fructífero y de complicidad literaria para el bañuguero en cuanto a publicaciones se refiere. En colaboración con las imágenes de la artista avilesina Elisa Torreira ve la luz Ingente distancia. En ella se nos brinda la cercanía de pensamientos entorno al amor, el tiempo, la belleza y sus efímeros pasajes y constantes despedidas: “Nada más para siempre que el ahora …”. El poemario Entonces nos traslada a "ese ayer que produjo este hoy. Y de este ahora, tan escurridizo como todo lo que nos pertenece. Habla del pasado de todos y de mi historia personal. De amor y de pérdida". El poemario "Estancia fugitiva" "muestra sin reparos la compenetración de los versos y la vida (...) la felicidad que se abre cuando cierro la puerta de mi casa". Otras dos colaboraciones especiales para Aurelio en este año, las más recientes, son las compartidas con María García Esperón. Desde México llega Diccionario de mitos clásicos, obra de referencia para el asturiano por tratarse de su ámbito de estudio como docente ligado a la poesía y porque "necesitamos dioses para entender la belleza del Universo y la continuidad del ser humano"; y desde Colombia Siete mitos (En prosa y en verso) , incluido en el plan lector Hillman y que despierta en 2018. Ambos autores nos descubren siete mitos clásicos y esenciales que "hablan de lo esencial de la exitencia: el porqué de la belleza, el miedo a la muerte, la necesidad del amor...".

Después un recital en la librería Juan Rulfo de Madrid en octubre de 2016, surge la idea de la reedición deVengo del norte, apadrinada por el Fondo de Cultura Económica. El Accésit Premio Adonáis de Poesía 1992 vuelve veinticinco años después con más fuerza que nunca e inicia un recorrido hacia muchos nortes: México, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos de América, Guatemala, Perú y Venezuela. 

Será el 2018 un año inolvidable para el el poeta gozoniego pues, en octubre, la Asociación de Escritores de Asturias le concede, por una unicidad, el XIII Premio de las Letras de Asturias por su trayectoria literaria: " Aurelio es el poeta del amor, amor a todo lo que le rodea, amor sentido en una poesía dulce y clara, llena de lirismo y de imágenes intensas, donde están presentes todos los aromas y sabores de nuestra tierra, de su  tierra natal,  donde la mar  y el paisaje  y su propio mapa interior,  son referentes constantes en su obra. Su voz es en sí belleza y luz".

En 2019 Aurelio se sumerge de nuevo en la temática clásica con la obra Una mitología. Seres y mitos del norte. Para esta ocasión, su vuelta a la literatura infantil con la editorial Pintar-Pintar, estuvo acompañado por el artista visual asturiano Toño Velasco. «Siempre tuve mitos en la cabecera de mi cama», dice Aurelio González Ovies. «Desde bien pequeño, me los relataban, tanto a la hora de dormir como en los muchos caminos –antes se caminaba– que había que cruzar para ir a la fuente, a la tierra, a los molinos…, y esos trayectos daban para mucho, sobre todo para fábulas de apariciones y seres que infundían miedo». El Basilisco, la Bruja, la Guaxa o el Coco también tienen su espacio en los versos de Aurelio y las ilustraciones de Toño, mediante la transmisión o reintepretación de sus respectivas leyendas. Poniendo de su parte para que las nuevas generaciones conozcan a estos seres y disfruten con sus relatos. Para Velasco, que ilustra “Una mitología…” con un estilo que define como ecléctico, «hay un desconocimiento de estos seres, quizás por la pérdida de la tradición oral». «De ahí la necesidad de este proyecto», añade el ilustrador, que defiende la vigencia del mito en la niñez y la adolescencia.

Colaborador habitual en los periódicos asturianos (El periódico de Quirós, suplemento cultural La Nueva Quintana, La Voz de Asturias), actualmente escribe un artículo quincenal, de tono poético, en La Nueva España.