Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

Graciano García: «Que se sepa que amamos la cultura, la libertad y la esperanza»


El Salón Covadonga del Hotel de la Reconsquista, abarrotado durante la presentación de la cita. / MARIO ROJAS

'Asturias, capital mundial de la poesía' llenará de versos las calles de la región el 21 de marzo con un recital de Amancio Prada en el acto central


PABLO A. MARÍN ESTRADAoviedo. Viernes, 14 febrero 2020, 00:19

El Principado será foco internacional del verso el próximo 21 de marzo, la fecha en la que cada comienzo de primavera festeja la Unesco el Día de la Poesía. La iniciativa impulsada por el periodista y director emérito de la Fundación Princesa de Asturias, Graciano García, fue presentada oficialmente ayer en un acto celebrado en el Hotel de la Reconquista de Oviedo que contó con la asistencia de numerosas personalidades. Un centenar de ellas integra el Consejo de Fundadores del proyecto 'Asturias, capital mundial de la poesía', en representación de los más de nueve mil apoyos que se han sumado a la idea. Instituciones como el Gobierno del Principado, la Junta General y más de veintidós municipios asturianos han expresado su respaldo, junto a asociaciones de comerciantes, empresariales, profesionales y culturales. La Unesco también ha dado su parabién a la celebración, desveló García durante el acto.


Fomentar la lectura del género literario menos comercial y convertir cada 21 de marzo en una gran fiesta cívica es el objetivo de los promotores, que pondrán en marcha diversas actividades por toda Asturias para materializarlo en torno al Día Mundial de la Poesía. Un gran acto en el Auditorio de Oviedo, en el que el cantautor Amancio Prada ofrecerá un recital, será el eje principal de las diferentes iniciativas públicas y privadas que confluirán en la primera celebración oficial de la capitalidad asturiana del verso. Pero la programación no se limitará a la fecha escogida por la Unesco y se extenderá a lo largo de una semana con lecturas públicas de poemas en casas de cultura, bibliotecas y centros educativos, además de llenar escaparates de librerías y de comercios de cualquier tipo con textos en castellano y asturiano.

El propio impulsor de la idea, Graciano García, fue el encargado de presentarla en una abarrotado Salón Covadonga y afirmar que se pretende que esa cultura «salga de sus templos, impregne las fruterías y los hospitales, los talleres y los puertos». Inundar la región entera de versos, desplegándolos incluso por esos espacios poco habituales para dar voz a la palabra poética es la ambiciosa pretensión de un proyecto que no cuenta «con precedentes en España ni fuera de ella. Nadie lo ha hecho antes, supongo que porque nadie se ha atrevido a hacerlo», señaló García para expresar su convencimiento de que «hoy sembramos una pequeña y esperanzadora semilla. Nadie conoce lo lejos que puede llegar el espíritu humano cuando le anima el deseo de buscar verdad y belleza». El director emérito de la Fundación Princesa de Asturias indicó que «una epidemia de soledad avanza en las sociedades modernas, pero quien lee poesía nunca estará solo», y lo ratificó con palabras del escritor Amos Oz: «Donde no hay poesía triunfa el mal».


El poeta Aurelio González Ovies defendió con un discurso cargado de emoción poética la oportunidad de una iniciativa en la que «Asturias ganará en humanismo y alzará gozosa su cabeza» y la librera de Benia de Onís Patricia Viesca pidió «que la cultura también llegue a los pueblos, no solo a las ciudades». El por qué final de la idea lo resumió Graciano García: «Para que el mundo conozca que amamos la cultura, la libertad y la esperanza. Para que se nos admire y se nos quiera».


Fuente: El Comercio