top of page
Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

La literatura de Asturias toma la palabra por todo lo alto

Lluvia de novedades y planes de los escritores asturianos, de Menéndez Salmón a Ángeles Caso, pasando por María Teresa Álvarez, Reig y Bescós


Tino Pertierra

Oviedo | 15·01·23 | 04:00


La salud de hierro de la literatura fraguada en Asturias mostrará este año su pujanza con la llegada a las librerías de novedades de todo tipo y condición. Lo que sigue es una muestra no exhaustiva pero elocuente de lo que se avecina.

María Teresa Álvarez publicará en otoño su visión sobre María Magdalena, «que conoció a Jesús de Nazaret, que fue testigo de su Resurrección. Me emociona. Hay muchas novelas sobre ella. No quiero leer ninguna para que no me influyan. No se sabe nada de su vida antes de conocer a Jesús y yo quiero crear mi propio personaje. Es un libro difícil, pero apasionante».

Estefanía González volverá con un libro de aforismos en «Apeadero de aforistas». Pero «sobre todo quiero escribir. Narrativa. Novela. Siento la necesidad ahora de verterme, de fluir como un río grande, y creo que el cauce es la novela. Así que mi propósito para este año es, no publicar, sino acabar una novela. Además, es un desafío porque busco siempre el vértigo en la escritura, y el vértigo y el largo aliento son difíciles de compaginar». Eugenia Rico está «a punto de rodar una película en la que llevo trabajando más de cinco años. Y publicar una novela a la que he dedicado siete años y que me llevó a Venecia».

Ignacio Ferrando: «En marzo publicaré una novela, ‘El rumor y los insectos’, en Tusquets».

Miguel A. Delgado adelanta que «el próximo 10 de mayo publicaré, en Ariel, el ensayo ‘La costumbre ensordece’, un viaje a las pequeñas historias que explican por qué hacemos muchas de las cosas cotidianas que hacemos».

Franco Torre sacará dos bolsilibros para Orpheus: «‘La república interior’, sobre las andanzas de un ilusionista en la Guerra Civil, y ‘El asesinato de Isaac Peral’, una ucronía ambientada en el Madrid de finales del siglo XIX».

Javier Almuzara tiene «un nuevo y extenso libro de poemas concluido, pero sin los trámites de publicación iniciados. Hay varios proyectos musicales en marcha: aparte del libreto de una futura ópera sobre ‘La Regenta’, ha surgido la posibilidad de trabajar otra vez conjuntamente con mi admirado Jorge Muñiz sobre un par de ideas lírico-dramáticas. También contribuiré con alguno de los espectáculos poético-musicales que promueve el talento infatigable de Joaquín Pixán».

Coloma Fernández Armero escribe una «novela-ensayo de andar por casa» sobre «un amor adolescente a los sesenta años. De momento se titula ‘Manipulando’ y une de alguna manera la ciudad de Buenos Aires y la de Madrid. Se trata de poner las cartas boca arriba y que el lector disfrute con las trampas del amor».

Fernando Beltrán publica en Sonámbulos «Océano Plástico», un «hermoso y vibrante libro de artista y de denuncia elaborado mano a mano con el fotógrafo Carlos de Paz, que ha pasado meses buceando los fondos marinos con su cámara y sensibilidad increíbles, y al que he sumado mis poemas. Luego aparecerá en Árdora la novela o texto en prosa ‘Bacon sin Bacon’, un año de escritura desde la pasión rememorando los últimos días del pintor en Madrid y trasmutando poco a poco sus pasos y personalidad en una verdadera catarsis personal. Lo espero con emoción».

Javier Lasheras escribe una novela y espera terminar a lo largo del año «mi quinto libro de poemas. No sé si dará tiempo a su publicación este año, pero avanzo el título del mismo: ‘Extraña, esta noche’».

Manuel Astur sacará «un librín con versiones muy personales de mis cuentos Zen y taoístas favoritos de todos los tiempos y un nuevo poemario, después de más de un década». Mariano Antolín Rato está escribiendo «lo que espero termine siendo una novela. Y traduzco y articuleo. Aunque recientemente se han reeditado dos novelas mías descatalogadas, ‘Abril Blues’ y ‘No se hable más’».

Fernando Fonseca centra sus proyectos «en la novela ‘Esperando a Montgomery’, trata de la singular aventura de alguien que va en busca –y encuentra– de personajes literarios insignificantes o directamente desechados».

Alfonso Zapico ha terminado el cuarto y último libro de «La balada del norte» que verá la luz el 16 de febrero «para cerrar la serie, que empecé a dibujar en 2013; así que justo han pasado diez años, y un niño que hubiera nacido cuando dibujé la primera viñeta estará haciendo la Primera Comunión al publicarse el último tomo».

Jon Bilbao publicará a principios de febrero en Impedimenta «Araña», que «retomará los personajes de mis dos libros anteriores: ‘Basilisco’ y ‘Los extraños’».

Pablo Texón prepara con Miguel Rodríguez Monteavaro una panorámica de la poesía contemporánea global «a través de nuestra experiencia como traductores en el Obradoiro de Traducción Poética en la isla de San Simón. Se titulará ‘Nesa isla hai pantasmes. Selección de poesía contemporánea global’».

Mayte Uceda lanzará novela con Planeta «El maestro de azúcar» sobre «la vida en las haciendas azucareras en Cuba a finales del siglo XIX. Emigración y relaciones humanas en el contexto previo al Desastre del 98».

Pepe Monteserín: primero, «Donde convergen las paralelas (Un crucero por el Báltico)», editado por RBA-Nacional Geographic. Y espera que en el primer trimestre «salga un cuento infantil con Pintar-Pintar, con ilustraciones del artista valenciano Pablo Caracol».

Ricardo Menéndez Salmón publicará con Seix Barral, «en el tercer trimestre, así que ‘falta un mundo’, como se suele decir».

Rafael Reig está escribiendo una novela de espionaje, «no se publicará hasta 2024, aunque es posible que en 2023 Tusquets recupere alguna de mis novelas que ya han desaparecido del mercado, quizá ‘Guapa de cara’».

Aurelio González Ovies tiene entre manos «Cristales», con Pata Negra, «poemas en asturiano con tintas de Carlos Sierra. Y otra con Pintar-Pintar, ‘Una escuela es una casa’, ilustrado por Ester Sánchez. Y espero que salga ‘Hormigas’, con Bartleby, un poemario sobre la cada vez más vacía Asturias».

Sergio C. Fanjul llega en abril con «La España invisible» (Arpa), «un texto a medio camino entre el ensayo y la crónica sobre una faceta del país que preferimos no ver: la que ocupan las altas tasas de pobreza, precariedad, desigualdad escondidas debajo de la marca España, el pensamiento positivo, la meritocracia y el hiperdiseño. Para hacerlo conocí a personas sin hogar, visité albergues, pasee por algunos de los barrios más pobres de España o fui a visitar en su casa a personas que se ven en la necesidad de ocupar una vivienda vacía en manos de un fondo de inversión. En otoño publico ‘Haciendo fuego’ (título provisional), en Penguin Random House, sobre la experiencia de tener una niña, como mi pequeña Candela».

Ángeles Caso tiene «libro a punto: en primavera saldrá el segundo volumen de ‘Las olvidadas. Una historia de mujeres creadoras’. El primero lo publiqué en 2005, y ha vendido medio millón de ejemplares. He firmado con Lumen. Van a reeditar el primero (Edad Media-siglo XVII) y a editar este segundo, que recorre la genealogía cultural femenina de los siglos XVIII y XIX. Para mí, como autora, un verdadero bombón. También sacaré un libro infantil con Pintar-Pintar».

Paco Bescós emprenderá «La Ronda» en Reservoir Books en mayo. «Se trata de un thriller muy unido a la ciudad de Madrid. Han aparecido tres misteriosos cadáveres en distintos barrios, parecen víctimas escogidas al azar, pero sin duda las han matado de manera muy eficiente…».

Ricardo Labra tiene prevista la publicación del libro de aforismos «Cuadernos de Sama», que publicará Trea; y que darán continuidad a los «Cuadernos Literarios» de «El poeta calvo».

Martín López Vega empieza con ánimos: «En febrero, libro de poemas en Visor: ‘Y el todo que nos queda (poemas de amor)’. Y enseguida la traducción de ‘Embajada a Calígula’, de Agustina Bessa-Luís en La umbría y la solana».

La editorial Pintar-Pintar lanzara «De barquillos y cometas» con textos de Rosa Serdio e ilustraciones de Ester Sánchez, «poemas para lectores jóvenes que comienzan a adentrarse en la poesía». También la segunda edición de «Prau» de Daniel García Granda y Ester Sánchez, homenaje a niños que viven en el rural asturiano. «El elefante Tante», un cuento-teatro escrito por Esther García con doble edición castellano-asturiano. Y «Aventura en Peñas», una novela de aventuras de Elisa Campo.

En Cuatro Gotes Ediciones, informa Inaciu Galán, saldrá «L’antoloxía poética Surdiversu», fecha por Berto García, «onde se recueye un poema de tolos poetes que sacaron la so obra n’asturianu o eonaviegu nos últimos 40 años. Amás, el mio llibru de rellatos ‘Cartes nel horru (y delles hestories más)’ va salir n’aragonés a lo llargo del añu».

De José Francisco Rodil es «Melancolías de fantasmas», un libro de cuentos protagonizados por fantasmas que sienten nostalgia de lo que fueron en vida: una pianista, un catedrático, una tendera, un topógrafo… Publica Velasco ediciones.

Trea apostará por el poemario «Oficio de difuntos», de Luis López; los cuentos reunidos de José Avello y «La Historia del monasterio de San Vicente», de Javier Fernández Conde.


Fuente: La Nueva España, 15-01-2023

50 visualizaciones0 comentarios
bottom of page