top of page
Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

LA HORA BRUJA


Realización y voz: Roxana


Es una hora meiga.

Es una hora bruja.

Cerramos el mundo

y a nuestra burbuja.


No es porque sea fea,

o tenga verrugas,

o vuele en escoba,

o huela a tozuda.


Allí cocinamos

sopa de petunias

requemamos sueños

con versos y azúcar.


No es a media tarde

tampoco a la una,

es como a caballo

del siempre y del nunca.


Pero es un secreto

nuestra hora bruja,

es una hora vieja,

una hora mayuca.


En ella nos caben

la tierra y la luna

y armarios repletos

de viento, de bruma.


Miles de recetas

para travesuras

y cientos de planos

con mágicas rutas.


Subimos a montes,

cruzamos llanuras

y está prohibido

que nadie se aburra.


Nada de tristezas,

ni mentira alguna;

nada de enfadarse,

en la hora bruja.


En ella no hay prisa

ni penas ni dudas

ni miedo ni sustos

ni gripe ni culpas.


Procura encontrar también tu hora bruja,

es como un jarabe

que todo lo cura.


©Aurelio González Ovies

Inédito.

83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page