Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

DEJO ENCENDIDA, SIEMPRE


DEJO ENCENDIDA, siempre

la luz por si volvieras

y una llave detrás de las macetas.


© Aurelio González Ovies

Nada

0 vistas