Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

FE DE ANTAÑO


Para qué tanta

sangre,

tantos disparos,

si una palabra,

una,

bastará para morirme o

bastará para salvarte.


© Aurelio González Ovies

Entonces

4 vistas