Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

EN DICIEMBRE, SIEMPRE NIÑOS

Diciembre otra vez. ¡Cómo pasa un año! ¡Cómo pasa el tiempo! Parece mentira, pero es Navidad, hay que celebrarlo, hay que levantarse con muchos proyectos, salir a la calle con mucha energía, repartir deseos, entregar abrazos ¡y que no nos falte nunca una sonrisa! Navidad. Me encanta no madrugar tanto, que vengan a vernos abuelos y tías y que nos juntemos los primos y hermanos que nadie sufra, lejos de su casa, ni que nadie llore junto a su familia. Si fuera posible, si todos amáramos, ¡que sea Navidad todita la vida!


La ciudad se enciende y se enciende el árbol, colgamos adornos entre las bombillas, bolas y campanas, renos y regalos, cintas con flequillos y con purpurina. Y huele la ropa como a villancico y están más contentos hasta los zapatos. ¡Que nieve ilusión, que lluevan caricias! Pues a mí me gusta abrir los armarios y sacar las cajas con las figuritas y esparcir el musgo, poner los rebaños y las lavanderas lavando a la orilla y puentes que cruzan la anchura del río y montañas altas con altos palacios. ¡No perdamos nunca ni las tradiciones ni la fantasía!


No hay nada mejor que compartir pan y unas sopas de ajo y echarse en la cama y soñar tranquilo que somos felices, que estamos muy sanos. ¡Qué sencilla es la vida sencilla! Y no pasa nada porque acabe un año, ya llegará otro con muchos más días con horas más limpias, con mucho trabajo, con más cumpleaños y buenas noticias. Nunca pasa nada si estamos contentos Nunca pasa nada mientras no sea malo. ¡Ojalá creciera Navidad en vez de tantas desdichas!


Para Nochebuena preparamos pavo, bueno, o unas patatas fritas, exquisitas, cebollas rellenas con cariño en palo y arroz con canela y leche cocida, ¡que decía mi abuela que no es lo más caro lo que nos agrada, que lo más barato es la compañía! Qué verdades dicen los que son ancianos, casi nunca cuentan ninguna mentira. Y en la Nochevieja disfrutamos tanto…, atamos los globos a las serpentinas, tajamos las penas y las olvidamos, tocamos las palmas, rimamos poesías y sale entusiasmo de las panderetas y nos damos besos y nos abrazamos ¡Vivan estas fechas que dan alegría!


¡La noche de Reyes es algo tan mágico…! Sabe como a pena y a chocolatina, como a revoltijo, como a higos pasos. ¡La noche de Reyes es algo tan bello…! ¡Que los Reyes traigan paz al día a día! Porque es Navidad os felicitamos, pero Navidad es marzo y agosto y octubre también. Navidad es siempre, es toda la vida.


(La Nueva España. Diciembre 2019)

53 vistas