Estoy aquí y percibo
la grandeza del día

ACCIÓN DE GRACIAS

A Miguel Hernández eternamente.



Me ha costado mis años

llegar a escribir

soy

siento.

Estoy aquí y percibo

la grandeza del día,

su dimensión azul,

mi transparencia.

Se lo debo a los nombres

que tanto me llamaron.

Se lo debo a la infancia

y a su fosforescencia.

Se lo debo a los árboles

que crecieron conmigo.

Y a los versos que un hombre,

pastor en Orihuela,

dejó sobre la vida,

llegaron a mis manos,

giraron en mis ojos,

filtraron en mi voz.

Y, corazón arriba,

reconocimos juntos

la belleza.


© Aurelio González Ovies


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

PREMONICIÓN DE LA CENIZA

In memóriam de Marian Suárez Nadie mejor que ella para escribir el humo de la existencia. Para dejar escrito que la vida es tan breve, una ráfaga apenas, una simple disculpa para decir adiós. Nadie qu