Dame tus manos, mar. Oríllame
a tus alas. Arrástrame a la luz.
Sedimenta tu sed sobre mi voz caduca.
288356782_10221492374965996_8501425819869482489_n-2.jpg